miércoles, 4 de noviembre de 2015

Si se quiere algo realmente, no existen excusas para nosotros

Todos tenemos cosas que nos apasionan y son el sueño de nuestra vida, estas son las cosas que cuando nosotros deseamos de corazón podemos buscar los caminos necesarios para lograrlas, sin embargo algunas veces cuando confundimos caprichos con lo que verdad lo que deseamos, tendemos a pensar que queremos algo pero como no es así no luchamos de corazón por ellas, buscamos excusas para no luchar por ellas, pero la realidad es que ese no es nuestro deseo, solo un capricho y por pensar en este hemos perdido el rumbo de nuestra verdadera meta.
Es normal que confundamos nuestros deseos, es también normal que no conozcamos bien lo que más nos apasiona en la vida, es por eso importante que investiguemos lo más posible sobre todo lo que nos rodea, para así tener un conocimiento mínimo y claro de cada cosa, y así determinar lo que nos gusta y apasiona de verdad para no cometer el error de percibir que deseamos algo sin que en realidad lo queramos.


Cuando no sabemos qué es lo que nos inspira en esta vida, nos alejamos de la felicidad y de la paz interior además de que perdemos las ganas de seguir viviendo o peor aún cuando nos introducimos en algo que pensábamos que era lo nuestro y no lo era podemos terminar perdiendo nuestro camino a la felicidad si no descubrimos temprano este error.

Tenemos que aprender a identificar las cosas que de verdad queremos, y una ayuda fácil para esto es analizar las cosas a las que les sacamos excusas, pues si sacamos excusas es simplemente porque sabemos en el fondo que no nos interesan como pensamos, así que ya sabemos cuándo sacamos excusas por  algo, es muy probable que no nos interesa como creiamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"P
ido disculpas si encuentras errores ortográficos, pero se que sois inteligente para entender lo que escribo así esta mal escrito"
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales