jueves, 11 de abril de 2019

No Vivas sin Saber manejar el Miedo


No importa con qué recursos podamos contar, si no dominamos nuestros temores nada puede hacernos sentir seguros ni mucho menos ayudarnos a vencer aquellos temores que tanto tememos, el miedo es algo natural de todo ser humano y siempre será parte de nosotros, pero algunas personas se dejar dominar por sus miedos y otros no, estas últimas no es que tengan posiciones que los primeros no, de hecho en la vida real entre más posesiones tienes más vulnerable eres, lo que pasa es que aquellas personas que dominan sus temores han desarrollado su carácter y controlan su mente.

En cuanto al miedo debemos tener muy claro algo y eso es: Lo que nos ayuda a dominar nuestros temores no es nada material, es nuestra capacidad de dominar nuestra propia mente, con actos tan simples como el aprender a estudiar lo desconocido, con hacer cosas que nos despiertan temor, aprender que muchas veces lo que tememos jamás ocurre o vivir cada día a plenitud, nos ayudan mucho más vivir controlando nuestros temores que cualquier cosa material.

Quien se atiene a otras personas o a algo material para resguardarse de sus temores solo pierde el tiempo porque además de arriesgarse a ser manipulado siempre seguirá sintiendo su temor, porque el temor nunca desaparecerá cuando no se trata de vencer por nuestra cuenta.

Los miedos estan en nuestra mente, es lo que imaginamos lo que nos hace temer a cosas que en realidad no son ni la mitad de peligrosas a lo que imaginamos, comprendamos esto y jamás ningún miedo que podamos sentir nos impedirá avanzar en nuestra vidas.

sábado, 6 de abril de 2019

Aprende a Vivir con los Defectos de los Demas


En toda relación humana hay cosas que generaran apatía e incómodo de una parte hacia la otra, aun si ninguna de las dos partes hace nada malo intencionalmente, ya sea en el ámbito laboral, amoroso, social o un simple encuentro en la calle e incluso algo tan simple como hacer una fila, todos los días estamos propensos a toparnos con alguien que realice algo que no sea de nuestro gusto.

Ninguna persona puede decir que ama todo lo que haga su pareja, su compañero de trabajo, familiar o vecino, siempre tendrá disgustos o se incomodara por ciertas cosas de otra persona, aunque nunca en la historia de la humanidad ha existido una tolerancia absoluta, en estos tiempos donde curiosamente se habla más de tolerancia es cuanto más hay muestras de intolerancia.

Estamos en una época en la que nadie puede pasar un comentario que no sea de su agrado, la sociedad nos insta a hablar y actuar de forma que no ofendamos a nadie pero eso es imposible, porque todos somos diferentes y jamás ninguna persona le podrá agradar a todo el mundo, por lo cual es tiempo de que se promueva una tolerancia, pero no una tolerancia de doble moral, se necesita una tolerancia que nos enseñe a soportar algunas veces lo que nos desagrada de otras personas, en lugar de una tolerancia que nos vuelve incapaces de soportar una crítica o un rechazo de parte de otra persona.

La parábola de los cuerpoespines es muy interesante, pues cuenta como los cuerpoespines en lugar de tratar de cambiar aquello que tanto les molestaba de sus semejantes, soportaron esas cosas desagradables y sobrevivieron a la adversidad, nos hace falta ser un poco más como los cuerpo espines, aprender a soportar aquellas cosas que no son agradables de otras personas, que si una persona tiene un vicio que nos desagrada, se viste horrible para nosotros, su tono de voz no nos gusta, su lenguaje no es apropiado para nosotros, pues simplemente de tratémoslo para lo estrictamente necesario, desde que no busque agredirnos no debemos tener ningún problema con esa persona.

jueves, 28 de marzo de 2019

No Sabemos Manejar la Infelicidad

En la actualidad las personas de países occidentales, más que todo aquellas personas que curiosamente gozan de una buena calidad de vida padecen de algo muy peculiar, eso es el hecho de que no sabemos sufrir, esto no es cuestión de inmadurez pues sencillamente en estos tiempos no se nos educa para aprender y soportar el dolor, por el contrario se nos insta a huir del mismo, lo vemos como lo peor que puede pasarnos pero jamás tratamos de encontrarle un significado.

Actualmente todas las filosofías y estilos de vida enfatizan la idea de que debemos ser felices, esto está bien, es el ideal que debe tener toda persona, sin embargo en el proceso en que nos inculcan esta idea hacen ver la infelicidad como síntoma de desajuste, como en la vida siempre tendremos momentos de tristeza, el creer que en todo momento debemos ser felices y el no saber llevar la tristeza, puede ser lo que nos causa una desdicha más fuerte de lo normal debido a que no somos plenamente felices y nunca lo seremos.

Una vida donde no exista la infelicidad y los problemas es una vida donde se sufre tanto e incluso algunas veces más que una vida con problemas y momentos de infelicidad, los seres humanos necesitan de los problemas y de la infelicidad, pues estos dos factores le suministran experiencias, conocimientos necesarios y le enseñan a valorar aquellas cosas buenas con las que cuenta.



En nuestra cultura actual muchas personas no solo no saben cómo manejar sus momentos de infelicidad, también en muchos casos se avergüenzan de serlo, sienten que son las únicas personas en el mundo con problemas e infelicidad y por ello algunos se victimizan e incluso se aíslan en lugar de buscar soluciones a sus males.

El primer paso en una rehabilitación siempre es aceptar que tenemos un problema, así mismo ocurre con la infelicidad solo hasta que la aceptamos podemos sacar cosas buenas de ella, todo ser humano tiene momentos de infelicidad, por eso no podemos sentirnos como bichos raros por el tener momentos tristes.


Hay que encontrarle un propósito a nuestro sufrir, ver por qué estamos siendo infelices y que debemos hacer para dejar de serlo, aprender a dominar esa infelicidad y volverla una oportunidad para mejorar nuestra vida, esto no lo logramos fingiendo que no existe la infelicidad, lo logramos aceptándola, experimentándola y buscando un porque junto con oportunidades que esta nos puede brindar.



martes, 19 de marzo de 2019

Por Una Buena Razon



En un día cualquiera podemos tomar más de 500 decisiones, algunas son cosas tan simples como elegir el color de la prenda que usaremos hoy, otras pueden marcar la diferencia entre llegar temprano o tarde a nuestro trabajo e incluso algunas pueden marcar nuestras vidas.

Tomar una decisión no siempre es algo sencillo, muchos menos en el caso de las decisiones que impactaran en gran manera nuestras vidas, pero no se puede evitar el acto de tomar decisiones, dejar las cosas al azar o permitir que otro decida por nosotros es algo que en la mayoría de casos terminara muy mal, pues la suerte no le sonríe a quien no se responsabiliza de su vida y los mal intencionados están siempre buscando un indeciso del que puedan abusar.

Somos afortunados cada vez que podemos decidir por nosotros mismos, nada peor que hacer algo contra nuestra voluntad, nada mas triste que depender de las decisiones de otros, hay muchas cosas que no podemos cambiar en este mundo, hay muchas decisiones que se toman sin nuestra opinión, no desaprovechemos esos momentos en los que nuestra opinión cuenta, no dejemos que otros tomen nuestras decisiones.

No hay que temer cuando tomemos una decisión, aun si la decisión fue equivocada no hay que lamentarse pues teníamos una buena razón para tomarla, las decisiones equivocadas son claves para adquirir experiencia, además lo cierto es que la gran mayoría de todas nuestras decisiones siempre serán acertadas porque solo nosotros podemos saber qué es lo que queremos y necesitamos.

viernes, 8 de marzo de 2019

Ayudenme a Salir de la Frienzone


El mundo está lleno de buenas mujeres que no le dan una oportunidad a buenos hombres tan solo porque en el pasado un mal hombre se aprovechó de su confianza, al tiempo no es un secreto que mientras a los buenos hombres solo se les ve como amigos o ni se notan siquiera los malos hombres tienen todas las mujeres que desean.

En lo personal maldigo el no poder ser un mal hombre, para bien o para mal mi mama me educo de tal forma que no sea malo con las mujeres, no sé si agradecerle o juzgarla por eso, pues por ser así no salgo con ninguna chica de la Friendzone, pero qué más da soy así y estoy orgulloso de que se valorar a las mujeres, no soy el hombre perfecto, no tengo mucha experiencia amando pero estoy seguro que sería bueno como pareja puesto que es algo que siempre he añorado y si algún día lo tengo no lo descuidare como otros que no saben lo que es sufrir por la soledad excesiva hacen.



En la actualidad me estoy enamorando de una mujer, tiene un hijo pero aun así saco su título universitario, es una emprendedora que no haya que negocio iniciar para salir adelante, ve por su hija, su madre y su abuela ella sola, es de las mejores amigas que he tenido, es hermosa y talentosa en todo aspecto, una mujer perfecta, pero que tuvo una pésima experiencia con un hombre y a raíz de eso no está interesada en ligar con nadie, estoy seguro que muchos hombres actualmente están viviendo lo mismo que yo.

Normalmente escribo sobre reflexiones, pero hoy día de la mujer, me gustaría leer casos de hombres y mujeres que viven algo parecido, pues aun si quisiera ser un mal hombre mi naturaleza no me lo permite, pero tampoco quiero seguir viviendo en la friendzone, quisiera aprender a saber ligar a una dama sin necesidad de jugar con sus sentimientos, de mentirle y mucho menos sin necesidad de ser otra persona diferente a quien soy, "si alguien pudiera escribirme algún comentario que me ayude se lo agradecería".


sábado, 2 de marzo de 2019

Hay que seguir despues de Cagarla



Cagadas hacemos todos los días, hay unas más graves que otras, algunas incluso son un importantísimo antes y después en nuestras vidas, lo cierto es que algunas cagadas no se pueden limpiar y siempre tendremos que cargar con un rastro de ellas, pero esto no es el fin del mundo, no tenemos por qué escondernos por ello, no tenemos por qué agachar la cabeza, todo lo contrario.

Hay que levantarse aun de los golpes más graves, quien se queda en el piso está condenado a que lo pisoteen, la levantada no siempre es fácil, lo más seguro es que mientras nos levantamos nos va a doler bastante, que perdamos comodidad en nuestro entorno, pero todo dolor pasa, así como toda cagada se supera.

Siempre se puede estar preparado para una cagada y aun si esta nos coge desprevenidos, ninguna cagada es insuperable, muchas veces sufrimos más pensando en el impacto de la cagada que por la cagada como tal, debido a que la mente cuando tiene un problema tiende a pensar mucho en el por instinto de supervivencia.

Las cagadas nos enseñan, las caídas nos hacen más fuertes, el peor error no es cagarla, el peor error es dejar que la cagada domine nuestra vida, porque ninguna cagada por más dura que sea es lo sufrientemente grande como para trancarnos, porque con cada cagada que superamos nos es volvemos mejores personas, porque aun después de que perdamos todo debido a una cagada hay algo que nunca perdemos y eso es nuestro cerebro, un cerebro que es rico en experiencia, conocimientos y creatividad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...