jueves, 6 de diciembre de 2018

El Arrepentimiento tiene Solucion


El sentimiento de arrepentimiento es de aquellos que más nos hacen sufrir, al tiempo es de los que más vamos a sentir en el transcurso de nuestras vidas porque básicamente si hacemos algo o no es muy probable que nos arrepintamos, esto es normal porque tendemos a recordar errores pasados para no repetirlos en tiempo presente, pero si algo es seguro es: - mejor arrepentirse de haber hecho algo a arrepentirse de no haberlo hecho-.

Siempre la acción será mucho mejor que la inacción, aun si nos arrepentiremos de cosas que hicimos, esto no es un problema porque eso es parte de madurar y podemos transformar ese arrepentimiento en una experiencia que nos ayude a no repetir los errores pasados, en cambio el arrepentirnos de no haber hecho algo no nos deja experiencia alguna, solo lamentos que no se irán de nosotros a no ser que tratemos hacer lo que en dicho momento no hicimos.

El arrepentimiento es algo natural de todo ser humano, en cuanto a este lo más saludable que podemos hacer es no vivir con él y tratar de convertirlo en experiencias, a veces parecerá que algunos arrepentimientos no se pueden curar y si esto llega a ser así lo mejor es simplemente concentrarnos en otras cosas, hacer algo que nos cause satisfacción para que así ese arrepentimiento no nos haga sentir como la peor basura del planeta.

Nosotros somos quienes decidimos si derrumbarnos por los arrepentimientos o aprender de ellos y superarlos, no hay que temer de actuar porque aun si llegamos a hacer algo mal, siempre podemos remediarlo, si hay arrepentimiento por no haber hecho algo pues sencillo: hagámoslo, nunca es tarde para quien desea tomar acción en su vida.

martes, 4 de diciembre de 2018

La Diligencia



Algunos expertos en cuestiones de conducta afirman que somos el resultado de las cinco personas con las que más pasamos tiempo, aun si creemos que somos diferentes a ellas, el solo hecho de pasar tiempo con ellas hace que su actitud y personalidad influya en nosotros, pegándonos por decirlo así tanto lo bueno como lo malo de su personalidad.

En base a lo anterior es inminente que si deseamos hacer ciertas cosas no podemos pretender hacerlas realidad si nuestras personas más cercanas nos desaniman a realizarlas, si nuestros familiares, amistades o compañeros de trabajo son así solo queda cambiar de entorno, pues aun si somos muy buenos haciendo oídos sordos a las críticas, tarde o temprano sus voces negativas nos retrasaran o en el peor caso nos harán desistir de lo que anhelamos.

Hay que ser personas diligentes cuando deseamos algo, porque es así como se hallan las respuestas a todos los cómos, pero la diligencia no es algo natural de nosotros, pues al ser nuestro cerebro amante de las costumbres este siente mucha pereza de realizar cosas nuevas, también nos volvemos menos diligentes gracias a la crianza de niños, son muchos los padres y maestros que evitan a toda costa la hiperactividad de los niños en lugar de estimular y dirigirla en algo bueno.

Es bueno ser diligente y cuando nos juntamos con las personas adecuadas nuestro potencial es imparable, el mundo es propenso a desalentarnos sobre ser diligentes, pero la diligencia siempre es posible y nuestro potencial es dependiente a nuestra voluntad sobre esta disiplina, por eso nunca renunciemos a ser diligentes.

sábado, 1 de diciembre de 2018

¿Libertad o Soledad?



En cuanto a la libertad y la soledad es mucho lo que se puede hablar, las dos son añoradas muchas veces pero cuando se tienen, es frecuente que las personas no sepan cómo sentirse ni qué hacer con ellas, ambas no son ni buenas ni malas pues las mismas dependen de como la persona que las tenga las administre, ambas incluso en algunos momentos pueden ser una sola, pero no siempre es así.

No hay que vivir en la soledad para ser libre ni por el hecho de estar solos significa que somos libres, una persona puede estar sola y sin nada de libertad, pero entre la soledad y la libertad se debe tener claro algo y es que: si se quiere ser libre tendremos que aprender a tratar con momentos de soledad y si se quiere aprovechar la soledad hay que aprender antes a aprovechar la libertad.

¿Cómo llamar un momento en el que no podemos contar con nadie y podemos hacer lo que queramos? ¿Libertad o soledad?; Eso en realidad no importa, lo que importa es como aprovechamos ese momento, si lo tomamos para reflexionar o actuar, o si lo usamos solo para lamentarnos.

La libertad es grandiosa, la soledad también, aunque lo ideal es contar con la libertad por siempre y aprovechar los momentos de soledad, pero no desear una soledad eterna pues una eternidad de soledad puede ser adversa, mientras la eterna libertad bien aprovechada es grandiosa. 

jueves, 29 de noviembre de 2018

Evita Discutir


Hay personas que disfrutan del acto de discutir, personas que gozan el sentir que alguien les contradice y que al tiempo adoran tratar de demostrar que son ellos quienes tienen la razón, lo cierto es que esto es un deseo tonto, porque cuando se discute con otra persona casi nunca ni nosotros ni la otra persona vamos a cambiar de opinión, aun si alguna de las partes habla con razón, es más para colmo es razón corre el riesgo de transformarse en incoherencia debido a que cuando se discute muchos dejan de hablar convocando a la razón y prefieren acudir a la ofensa de lo que es su contraparte.

Tristemente quien discute no lo hace con el propósito de aprender de su contraparte, hallar un punto común entre ambos o buscar la razón, lo hace con el único propósito de mostrarse más perfecto que su contraparte, las discusiones solo sirven para subir el ego de muchas personas.

Una persona realmente sabia no necesita de ganar discusiones para mostrar sus ideales, con su ejemplo lo hace mejor y les da utilidad, una persona sabia no busca con quien discutir prefiere aprender de otros y enseñar lo que sabe, una persona sabia no discute simplemente porque sabe que eso no logra nada bueno.

Una discusión casi siempre dejara rencores entre las partes que discuten, por ello lo mejor que podemos hacer es evitar discutir, no necesitamos compararnos con nadie, ni pretender demostrarles a otros nuestros conocimientos e inteligencia, cuando somos conscientes de esto es cuando podemos aprovechar todo nuestro potencial pues es mejor actuar a discutir lo que se puede hacer.

miércoles, 28 de noviembre de 2018

No eres mas sabio solo por llegar a mas personas


El mundo está lleno de genios que no son escuchados y al tiempo tiene algunos idiotas que tienen toda la atención de los medios, esto es algo normal en nuestra cultura debido a que los medios de comunicación y los gobiernos necesitan de algo que distraiga a las masas no de algo que las concientice.

A veces a más de uno nos pasa que hay desmotivación por no poder llegar a más personas, es triste creer que se tiene un buen mensaje y no poderlo compartir con la mayor cantidad de personas posibles, pero eso no debe desmotivar, pues no importa si ese mensaje llega solo a una persona si a esa persona le llego el mensaje y le fue útil, habrá valido la pena.

Poco vale que un mensaje llegue a miles de personas si este mensaje no termina ayudando en nada, si solo crea discordias, un mensaje valioso siempre será menos compartido que los mensajes basura pero su impacto será mucho más provechoso para la sociedad que los segundos, es igual que un libro interesante versus una revista de farándula, la segunda podrán leerla más personas pero su contenido poco o nada aporta a la cultura de un pueblo, mientras el primero con que lo lean unos cuantos seres su efecto transformador perdurara por bastante tiempo.

Un escritor debe antes que nada estar feliz de lo que escribe, aun si nadie lo lee desde que sus escritos le aporten a él todo habrá valido la pena, por eso no se puede desanimar por tener pocos lectores pues peor es escribir algo leído por millones de personas pero que su fin sea dañar y corromper las mentes de quienes lo leen.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...