sábado, 22 de septiembre de 2018

Cada dia Trae sus Preocupaciones


El ritmo de vida actual es muy agitado, eso hace que la persona promedio viva mucho más estresada y preocupada que en tiempos pasados, el trabajo y la vida personal están para todos nosotros llenos de problema, cuando la persona se deja estresar por esto no solo se enferma sino que además la preocupación le hace darle más importancia a los problemas de lo que en realidad tienen y consigo bloquea su capacidad para pensar en soluciones por andar excesivamente preocupado con sus problemas.

Los problemas son cosa seria y requieren de atención para ser resueltos, es verdad pretender que un problema se debe ignorar no es adecuado en la mayoría de los casos, pero cometemos un error cuando le damos demasiada importancia a un problema, peor aun cuando tenemos muchos problemas y nos afanamos por todos al tiempo.

Cada día trae sus propios afanes, evitemos pensar en el problema del futuro ni nos atormentemos pensando en el problema del pasado, pensar en muchos problemas a la vez enferma a cualquier persona, prestémosle atención al problema presente de forma sensata, esto se realiza enfocándonos en dicho problema, analizándolo y mirando posibles soluciones.

Los problemas se solucionan uno por uno, sin evitar afanarnos por ellos, porque entre más angustia sintamos por un problema más difícil será solucionarlo, los problemas nunca acabaran, cada día habrán nuevos problemas pero así mismo tampoco se acaban las soluciones, cada día hay nuevas soluciones de hecho por cada problema hay miles de posibles soluciones, lo que ocurre es que dejamos que las preocupaciones copen nuestra mente y con nos atormentamos con los problemas en vez de usar la mente para buscar soluciones.

jueves, 20 de septiembre de 2018

El Placer y el Sufrimiento

El placer y el sufrimiento siempre estarán relacionados, casi todo lo que nos hace sufrir tiene con sigo algo de placer y viceversa, para nadie es agradable un esfuerzo extenuante que nos haga sufrir pero la recompensa a ese sufrimiento es placentera, igualmente hay miles de placeres que dejan sufrimiento después de que pasa el momento de placer; Ejemplo de lo anterior es el placer que existe de recurrir al alcohol para entretenerse y la jaqueca que nos hace sufrir el día siguiente, o el sufrimiento que genera hacer ejercicio para luego sentir placer mirando los resultados de ese esfuerzo en nuestro cuerpo.
Algunos dicen que para sentirnos bien primero debemos sentirnos mal, otros dicen que todo aquello que nos haga sentir bien terminara por hacernos sentir mal, ambas teorías pueden tener algo de razón, es raro aquello que nos pueda hacer sentir placer sin tener algo de sufrimiento a cambio o viceversa, muchos en lo que tenemos de vida no hemos experimentado algo que solo nos de placer o sufrimiento, así que en lo personal no puedo dar fe de ello, pero lo cierto es que la gran mayoría de personas pasamos por el sufrimiento para sentir placer y esto no es malo, es natural, pero hay que enfocarnos, si hay que sufrir que sea por algo que lo amerite.
Algunos se escudan en el hecho de todo esfuerzo que se deba hacer para sentir placer debe pasar por el sufrimiento para no hacer nada valioso con sus vidas, esto es una ingenuidad porque cohibirse del placer y del sufrimiento es dejar de vivir, ambas sensaciones son necesarias para que el ser humano pueda conocerse a sí mismo y auto-realizarse.
Nosotros tendemos a sufrir por cosas que no valen la pena, sufrimos por pensamientos acondicionados en experiencias pasadas y expectativas futuras, sufrimos más por cosas que nunca ocurren que por lo que vivimos en tiempo presente, cuando sufrimos por lo que no vale la pena no sentimos placer luego, porque el sufrimiento que se experimenta sin causa alguna no genera placer alguno, solo hay placer después de un sufrimiento que nos lleve a un propósito, por ejemplo: sufrir por pensar en el pasado no generara ningún placer después, pero sufrir por hacer lo mejor posible un proyecto que nos apasione nos dará un placer tremendo.
Vale la pena sufrir por algo de placer aun si luego de ese placer se vuelve a sufrir, lo cierto es que casi siempre se sufre antes de sentir placer, solo en casos como adicciones y perdidas de seres queridos sentimos placer antes de sufrir, probablemente algunos sentirán mas sufrimiento que placer en el transcurso de sus vidas, pero ese sufrimiento que no lleva a nada se acaba cuando nos enfocamos, cuando dejamos de preocuparnos en lo que no vale la pena, cuando dejamos de martirizarnos por el pasado o por el futuro, el sufrimiento que da placer es el que nos hace luchar por lo que deseamos, por ser mejores cada día, ese es el único sufrimiento en el que debemos concentrarnos, si vas a sufrir que sea por auto-realizarte, es así como el placer y el sufrimiento tendrán equilibrio, porque si sufres por aquello que no aporta nada de placer, tu vida estará llena de sufrimiento infundado que solo trae más sufrimiento.


martes, 18 de septiembre de 2018

Dos Vidas


Algunos dicen que tenemos dos vidas, quizá hasta tengamos mas, pues una es la vida que creemos que tenemos otra la que los chismosos dicen que tenemos y la última es la que en realidad tenemos, dejando a un lado la vida que nos inventan los chismosos tenemos solo dos vidas, la que creemos tener y la que tenemos en realidad.

Nuestra mente es tremendamente variable, dependiendo de nuestras creencias, estados de ánimo, experiencias vividas y sueños, nuestra mente tiende a armarse novelas, un dia podemos creernos Superman y al otro día podemos creer que somos el ser más miserable del planeta, lo cierto es que esa novela de nuestra vida que se crea en nuestra mente impacta seriamente en como actuamos en la vida real.

No es malo imaginar tener vivencias diferentes a las que tenemos, es natural y es casi imposible no hacerlo, lo que si debemos tratar de hacer con las dos vidas que tenemos es que esa vida imaginaria que se forma en nuestra mente sea una herramienta para mejorar nuestra vida real y en los casos en los que nuestra mente forme una novela llena de lamentos y problemas esto no podemos mezclarlo con nuestra realidad, nuestra mente puede influir en nuestra realidad pero somos nosotros los que permitimos que esto pase o no.

Nuestra vida real siempre debe ser más importante que cualquier cosa que nuestra mente este imaginando, nuestra vida más importante nunca será la que existe en nuestra mente, mucho menos la que otros nos inventan, nuestra vida real es la más importante porque si nos va bien esta poco importaran las opiniones de otras personas y mejor nos sentiremos con nosotros mismos haciendo que nuestra mente deje de hacernos sentir como seres despreciables y en lugar de eso nos de ánimo y autoconfianza.



sábado, 15 de septiembre de 2018

No eres el Unico Asocial

Asocial: Que no se integra en la sociedad o no sigue las normas y convenciones sociales.



De pequeño y aun de grande aunque por razones laborales no por gusto he dejado de serlo un poco, siempre he sido una persona asocial, esa es mi naturaleza, poco me gusta relacionarme con otras personas, siento que cuando hablo con otras personas o ellas me aburren a mi o yo las aburro cuando hablo, en el colegio siempre en todo trabajo en grupo quedaba solo o tenia de compañero a quien el profesor me asignara, prefería estar en el rincón del salón a estar integrado con otros estudiantes, para mi ser asocial no era un problema, gustaba de serlo, creía que era único por ello, pero lamentablemente yo soy del 30% al 40% de la población humana que es o ha sido asocial ósea que ni tu eres único (si estás leyendo esto y eres asocial) ni yo.

Los asociales no somos necesariamente antisociales, el antisocial es el que trata de generar caos en la sociedad, los asociales sencillamente no sentimos gusto de asociarnos a normas y convenciones sociales, preferimos estar básicamente solos la mayor parte del tiempo y no buscamos la forma de dañar a otras personas; El ser “Asocial” no es un trastorno como si los es ser "Antisocial", por lo que, no es un problema psicológico como pueden pensar algunos, de hecho es algo muy normal.

Ser asocial casi siempre tiene muchas más desventajas que ventajas, son muchas las oportunidades que podemos perder por ser asociales, lamento mucho el ser asocial en el colegio, gracias a eso perdí la oportunidad de estar con muchas chicas que me gustaban, ni hablar en los negocios, ser asocial me ha privado de buenos tratos, otro aspecto negativo es que los asociales debemos tener cuidado de quienes confiamos, como socializamos menos cuando lo hacemos confiamos más de lo necesario haciendo que si nos desilusionamos de alguien salgamos más heridos que alguien no-asocial.

Claro está todo tiene una lado bueno y un lado malo, el lado bueno de ser asocial en lo que mi experiencia consta es que los asociales estamos menos propensos a caer en problemas con otras personas pues las personas con más facilidad para hacer amigos al tiempo son las que más probabilidades tienen de hacer enemistades, los asociales sabemos sacar mejor provecho de la soledad por lo que sentirla no nos hará vulnerables, además los asociales poco fingimos ser algo que no somos por impresionar a otras personas.

¿Se debe luchar por no ser asocial? Ser asocial me ha causado muchos sufrimientos y alegrías, pero al fin de al cabo me siento bien así, pero si eres asocial y ese no es tu caso, lucha por cambiar aquello que no te gusta de ti y de todas formas si disfrutas de ser asocial ten presente que hay casos en los que ser asocial no nos ayuda en nada, después de todo, todos los seres humanos en cualquier momento necesitaremos hablar con otras personas para solventar nuestras necesidades.

jueves, 13 de septiembre de 2018

La Sensatez y la Locura


La locura es un placer que no se puede dejar a un lado porque si ella no hay goce en la vida, algunos hablan de que se debe hacer caso a los estereotipos sociales dejando a un lado toda locura, empleando las palabras sensatez o sentido común, si bien es cierto que está bien entender la realidad, evitar vivir mucho en la fantasía, actuar con sensatez no es equivalente a dejar toda la locura que podamos tener a una lado.

Actuar con sensatez no es actuar conforme digan la mayoría de personas o un medio de comunicación, tampoco es renunciar a nuestras pasiones, mucho menos es cohibirse de hacer aquellas cosas que pocos se atreven a realizar, actuar con sensatez es hacer lo correcto, tener honor, buscar soluciones y no problemas, evitar ser víctima de las emociones, evitar caer en conflictos injustificados y sobretodo uno de los actos más sensatos que podemos hacer es luchar por aquellas cosas que despiertan algo de locura en nosotros.

No es contradictorio relacionar la sensatez con la locura, la sensatez muchos la confunden con paradigmas sociales que limitan a los seres humanos, pero más que todo la sensatez es usar la cabeza, pensar antes de actuar y hacer lo que le permita al individuo un desarrollo de sus metas sin que con esto haga daño a otras personas, todo proyecto que genere placer en las personas tiene algo de locura, la locura es lo que impulsa a las personas a realizar sus sueños, a no estancarse por una realidad que en el momento parece ser su mayor obstáculo, la locura es lo que puede darle esperanza al individuo que está rodeado de muchas personas pero al tiempo solo, tener algo de locura es sensato porque nada más sensato que poner en práctica algo beneficioso para nuestras almas.

Una sinergia entre la locura y la sensatez hará que seamos imparables en todo aspecto, nos ayudara a enfocarnos en nuestras metas y a lograrlas, no hará personas de mente libre y nos evitara a caer en aspectos culturales que estancan a la gran mayoría de personas.
 

martes, 11 de septiembre de 2018

Aspectos de la Mente

La mente es muy poderosa pero al tiempo es muy vulnerable, esto se debe a que la mente es muy dependiente a las emociones y a nuestro subconsciente, tanto que el solo experimentar una emoción altera todo el funcionamiento de nuestro cuerpo.
Podemos saber todo sobre algo pero si en el momento en que necesitamos emplear dicho conocimiento estamos pasando por una discusión interna o experimentando una emoción que nos distrae del tiempo presente, lo más seguro es que no sabremos emplear nuestros conocimientos.
La mente influye tanto en nuestro día a día que esta puede hacer que toda nuestra realidad sea alterada, pues la realidad para la mente no es lo que ocurre en la vida real, sino lo ve la mente en el momento en que suceden las cosas.
La mente de cada persona es un mundo y con ello su realidad, dos personas pueden vivir una misma situación pero de seguro la realidad para sus respectivas mentes no es igual, porque cada persona dependiendo de su crianza, creencias, conocimientos y control de emociones, puede ser más racional o más emocional, no solo eso los aspectos culturales de cada persona moldean su forma de pensar.
La cuestión es aprender a controlar nuestras emociones, saber que cada persona piensa diferente, que si no queremos que nuestra mente nos juegue una mala pasada debemos estar atentos al tiempo presente, cuando comprendemos los aspectos que describen la forma de actuar de nuestra mente, podemos evitar que esta nos perjudique y podemos hacer que la forma de actuar de nuestra mente nos sea beneficiosa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...