martes, 10 de febrero de 2015

Amar a amigos y enemigos, porque son la misma gente

Siempre encontraremos varios tipos de personas, entre esos grupos de personas encontramos algunos que por distintas circunstancias difieran con nosotros y se conviertan en nuestros enemigos, pero esto no debe ser motivo para que sembremos en nosotros malos sentimientos hacia ellos, pues esto nos daña mas a nosotros que a ellos, por lo contrario debemos respetarlos pues de una u otra forma estas personas le aportan mucho a nuestra vida.
Estamos en medio de un mundo hostil, porque los seres humanos por naturaleza necesitamos convivir en grupo para sobrevivir pero esto a la vez es una amenaza para cada uno de nosotros, por ello debemos que ser fuertes para sobrevivir, un hombre fuerte no es aquel que desperdicia sus energías en rencores el hombre fuerte es aquel que ama su comunidad pero que a la vez sabe que debe tener cuidado de la misma.
Siempre en nuestra sociedad hallaremos personas de toda clase y eso natural, pues aunque algunas personas sean buenas y otras malas, la variedad es lo que hace que haya complemento en esta sociedad, pues si no fuera así el mundo no tendría alegrías ni tristezas y la vida no tendría un sentido para disfrutarla, esto también es un motivo para que amemos a nuestro prójimo.

Siempre necesitaremos de nuestro prójimo pues los seres humanos somos seres que si no estamos en sociedad no nos desarrollamos ni sobrevivimos, además pues hasta nuestros enemigos o malas personas nos son necesarios pues estos nos ayudan a aprender valiosas lecciones para ser mejores, mas fuertes y a superarnos cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"P
ido disculpas si encuentras errores ortográficos, pero se que sois inteligente para entender lo que escribo así esta mal escrito"
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales