jueves, 1 de marzo de 2012

Mi Pais


Nací en Colombia, uno de los mejores países del mundo por sus recursos y por su gente, sin embargo a pesar de sus riquezas naturales y del talento de sus habitantes en muchos campos, es un país que se encuentra en subdesarrollo; para un extranjero seria difícil entender esto, pues ¿como un país con tantos recursos y un excelente talento humano, vive en subdesarrollo?
En mis años de vida que he estado en este país, personal mente me he dado de cuenta que en Colombia aunque la mayoría de personas son amables y solidarias, hay pequeños grupos de personas violentas que  crean conflicto por una razón u otra, la violencia es el principal causante de la los males colombianos, ademas de la violencia otro factor por el cual Colombia es tercermundista es la falta de educación en su población.
Creo que para solucionar la situación de nuestro país, es necesario mas educación en pro del Bien Común, este país necesita que  sus habitantes sean mas solidarios, menos indiferentes, menos vengativos, mas espirituales y muchas otras cualidades que solo se logran con el Bien Común, el Bien Común es indispensable para la prosperidad de una nación.
Una educación sin bien común no lograra satisfacer las necesidades del pueblo colombiano, ni fomentar el amor y de unos hacia otros para acabar con la violencia, esta educación del bien común es la mas que mas requiere Colombia, pero no solo es una educación por medio de enseñanzas o mensajes en los medios, para lograr que haya progreso en Colombia se necesitan actos en pro del bien común, que se vuelvan rutina en la vida de cada colombiano.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"P
ido disculpas si encuentras errores ortográficos, pero se que sois inteligente para entender lo que escribo así esta mal escrito"
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales