jueves, 21 de enero de 2016

No hay Ingratitud que pueda acabar con la Voluntad de un Corazón Fuerte


En un mundo lleno de personas que solo desean abusar de los demás, de ignorantes que de una u otra forma son molestos para nosotros, hay que tener una fortaleza muy grande, tener un corazón fuerte y temerario, porque no podemos dejar que nuestro corazón se vuelva mierda por la ingratitud de otras personas que ni siquiera valen la pena.
Es normal sentir frustración, ira e incluso odio ante personas ingratas, ignorantes e indiferentes, pero no por esto debemos permitir que lo mejor de nosotros se acabe, porque aquello que nos hace especiales, es algo único que solo está en nosotros, aquello que nos hace valioso debemos mantenerlo pase lo que pase, porque si lo dejamos perder por gente que no vale la pena seremos igual o peor a quienes más detestamos.
Es muy dificil no sentir cólera por la ingratitud, todos hemos vivido momentos de esta clase, por eso hay que aprender algo muy importante y es que hay que hacer las cosas bien pero por el hecho de sentirnos bien con nosotros mismos, mas no por recibir algo a cambio, quien espera algo a cambio casi siempre termina decepcionado.
Los corazones fuertes no se hieren por aquellas personas ingratas e ignorantes, son fuertes porque no dependen de lo que otras personas hagan, siguen sus sueños, sus metas y ayudan a su prójimo con el fin de estar bien consigo mismos, más no esperan nada de alguien más, un corazón fuerte aun con inferencia e ingratitud por parte de otras personas, sigue adelante, pues le importa un carajo lo que otros piensen de el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"P
ido disculpas si encuentras errores ortográficos, pero se que sois inteligente para entender lo que escribo así esta mal escrito"
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales