jueves, 11 de septiembre de 2014

Hay que aprender a distinguir una verdadera pasión de un simple capricho

Siempre hay que luchar por las cosas que se aman, pero siempre para evitar desperdiciar energía y tiempo hay que saber bien si amamos de verdad las cosas por las que luchamos, o si eso es correspondido, porque amar algo que nos haga daño o que no sea lo que de verdad queremos y necesitamos, para evitar que luchemos por algo equivocado y para con ello luchar por lo que de verdad amamos.
Nadie nace aprendido y será siempre normal que cometamos errores incluyendo que luchemos por algo que en realidad no deseamos o no es  lo que pensamos, esto siempre tiene solución pues tarde o temprano nos daremos cuenta de esto, y cuando no demos cuenta sabremos que no tiene sentido correr cuando estamos en la carretera equivocada, y ya será decisión nuestra seguir luchando por algo que no es lo que pensamos o desistir, puede que si seguimos luchando en la carretera equivocada triunfemos, después de todo no hay nada imposible, pero no hay sentido en luchar por algo que no era lo que verdaderamente pensábamos que era.
Nunca será malo desistir de una lucha que no nos dejara los que verdaderamente queremos, pues esto es de personas inteligentes, solo los estúpidos luchan con todas sus fuerzas por algo por lo que no satisfacera sus necesidades ni sus dichas, lo mejor es aprender a diferenciar lo que se ama verdaderamente a los caprichos simples y pasajeros.

Debemos aprender a diferenciar lo que verdaderamente amamos a simples caprichos, es la única forma para que luchemos por lo que verdaderamente nos hace felices y nos da amor en la vida, pues luchar por algo que no deseamos casi siempre solo nos traerá desilusión y pérdida de tiempo muy valioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
"P
ido disculpas si encuentras errores ortográficos, pero se que sois inteligente para entender lo que escribo así esta mal escrito"
Dado a que la ortografía es un medio para comunicar un mensaje pero es la percepción del lector la que comprende el mensaje por ello en las redes sociales se entienden los mensajes aun con los enormes defectos gramaticales